Sobre la pereza y el cansancio de un niño pequeño.

  1. Causas de la ociosidad infantil
  2. Cuidado con el niño no entiende

Érase una vez un bebé, y una vez se puso perezoso y cansado. Y como no se ha inventado todavía ningún "nurofenov" de estas enfermedades, tendrá que lidiar con ellos con remedios populares antiguos, confiables y probados.

Causas de la ociosidad infantil

Cada estado emocional, como cada situación, tiene su propia causa y efecto. Por ejemplo, la ira acumulada es una indicación de que una persona está obligada a vivir de manera diferente de lo que quiere, y la irritación es la respuesta de un organismo a la sobrecarga. Y si los estados negativos se retrasan en el tiempo, las consecuencias pueden volverse impredecibles.

¿Cuáles son las razones de la pereza de los niños, si casi todos los bebés (las patologías son una excepción) nacen, son activos, persistentes e inquisitivos? Y gracias Técnicas de desarrollo infantil temprano. , a la edad de cinco años, los niños dominan con éxito la alfabetización, los relatos orales e incluso las lenguas extranjeras. Y durante los mismos cinco años, los psicólogos infantiles tienen varios tipos de pereza:

  • La pereza física . Puede ser desencadenado por enfermedad, malestar, fatiga, avitaminosis.
  • La pereza de la desorganización . El niño realmente no sabe por dónde empezar, y más aún, cómo terminarlo.
  • Aburrimiento La causa del aburrimiento es la monotonía y la monotonía. El niño claramente carece de nuevas impresiones y sensaciones interesantes.
  • La pereza, como freno ante las tareas difíciles . Hay dos opciones posibles.
  1. Un niño no puede hacer nada en absoluto, por temor al fracaso o la crítica.
  2. Un niño hace cualquier cosa, simplemente no lo que se necesita.

Si desea que su hijo realmente crezca y se haga responsable, deje de cuidar y controlarlo por cualquier motivo. Y si la tarea es difícil, puede dividirse en varias acciones consecutivas.

  • La pereza, como un estilo de vida ocioso . El tipo más flojo y desvergonzado de la pereza. En los niños, es extremadamente raro, como dibujar caricaturas o simplemente no hacer nada.

Cuidado con el niño no entiende

Cuidado con el niño no entiende

A veces, cuando un niño pequeño declara que está cansado, para algunos padres esto es una verdadera sorpresa: “¿Qué tan cansado? ¡Aún no has hecho nada! Hace dos días, corriste por el parque todo el día como loco, ¡y al menos henna! ¡Y luego dobló tres dados y estaba cansado!

Aquí es necesario comprender lo principal que los niños pequeños no viven con la mente, sino con las sensaciones. Se sienten muy bien el estado interior y el estado de ánimo de los adultos. No saben lo que estaba haciendo en el trabajo, pero cuando viene de allí, exprimido como un limón, y no le interesa nada, entonces este estado para el bebé se llama "mamá está cansada".

Y cuando él mismo se aburre, no le interesa, y no está claro por qué y quién lo necesita, le interpreta su condición de fatiga. Pero si en este momento para ofrecerle un juego, aprender en forma de juego Para visitar o salir a caminar, entonces no habrá rastro de su "fatiga".

La fatiga en un niño comienza donde termina el interés . A diferencia de los adultos, que, en su mayor parte, viven con razón, propósito, sentido del deber y la palabra "¡NECESITA!". Pero sería útil para ellos saber que cuando hacemos algo sin placer, perdemos energía. Al mismo tiempo, las toxinas se acumulan en nuestro cuerpo y comienza el proceso de envejecimiento. Pero el trabajo favorito e interesante, y especialmente un pasatiempo, le da una poderosa oleada de fuerza. No es de extrañar que la sabiduría oriental diga: "Si no puedes hacer lo que amas, ¡trata de amar lo que haces!"

Los niños tienen mucha energía hasta que les pides que hagan algo. Pero no se trata de los niños, sino de la petición. Si no hay ninguna novedad, alegría, elemento del juego en él, o si será incomprensible para el niño, entonces no aumentará demasiado. Los niños intuitivamente se vuelven perezosos y apáticos si no disfrutan lo que están haciendo. La pereza es un tipo de mecanismo de protección que bloquea la fuga de energía.

Un niño pequeño vive con emociones, por lo que necesita mantenerlo interesado en asuntos domésticos, actividades, notar su progreso, creando así buenos hábitos. Después de todo, al brindarles toda la ayuda posible y realizar sus tareas domésticas, un niño aprende a ser disciplinado y trabajador. Entonces la pereza por la desorganización o por temor a las dificultades no lo amenaza.

Bueno, si el entrenamiento y preparación para la escuela También se llevará a cabo en forma de un juego. La doctrina con pasión no conoce la pereza y la fatiga. Y nuestro escuela preescolar "milagro-chado" Cada vez confirma esta verdad, revelando a sus jóvenes estudiantes un maravilloso mundo de conocimiento.

Bienvenido

Карта